Seguir a Hugo Páez

miércoles, 17 de enero de 2018

Barrales necesitará de Ahued y Salomón para enfrentar a Sheinbaum

Hugo Páez

Miguel Mancera puede ser ganador, o el gran perdedor en la coalición Por México al Frente.
Pero NO se puede equivocar de candidato y seguramente tiene información de las virtudes de Alejandra Barrales Magdaleno, armas que puedan hacerle daño electoral a la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum Pardo.
Supongo que el Jefe de Gobierno revisó historiales, información de inteligencia, nexos de precandidatos con personajes dudosos, bienes exhibibles -por experiencia salen todos en la auscultación de los adversarios- y lo que se pueda utilizar en las campañas.
Así llega Barrales a una guerra que siempre será sucia. Mancera lo sabe, y va a luchar contra el objetivo de Andrés Manuel López Obrador: apoderarse al menos de la capital de la república a través de Sheinbaum para mantener a Morena en el gran foro nacional.
Difícil tarea la de escoger el algoritmo para obtener el mejor resultado. Los ‘notables’ del PRD metidos en esto, crearon una serie de fuentes de información y una encuesta que puede tener diferentes interpretaciones, con el propósito de medir con un dudoso bernier a Barrales, Armando Ahued y Salomón Chertorivski.
Hasta el momento no se sabe si la fórmula incluye la capacidad y el capital social del doctor Armando Ahued; tampoco cuál será el papel del ex Secretario de Desarrollo Económico, Chertorivski, lo que si se sabe es que Barrales necesitará de un gran dream team para hacerle frente a ClaudiaShein.
Desde el arranque de la contienda interna se habló de un acuerdo previsto, ayer se cumplió en la conferencia de Raúl Flores. Si se equivoca el Consejo, será culpa de Mancera, si se equivoca la encuesta, será culpa de Mancera, si se equivoca su olfato político y visión del real campo de batalla, le será atribuído. No será responsabilidad ni de Ricardo Anaya, Manuel Granados, Dante Delgado, Mauricio Tabe o Raúl Flores. Solo de Mancera.
La continuidad del PRD fue puesta en sus manos, así de llano, así el tamaño de la responsabilidad, así la confianza en un personaje que en un debate en Televisa, entre los entonces presidentes del PAN Ricardo Anaya, el del PRI Enrique Ochoa Reza (todavía lo es) y Barrales del PRD, está última no tuvo nada que hacer. A lo mejor me equivoco y hubo una evolución sorprendente. El beneficio de la duda ante todo.
Al final del día Mancera se fue por la cómoda. Instaló un escenario donde el PRD aparenta tomar la decisión, desestimó el gran soporte moral y ético para enfrentar a Morena, donde es imprescindible la eficiencia en campo, y la menor cantidad de negativos.
Se buscó la fórmula barata del conocimiento del candidato para darle legitimidad al ungido, aún cuando faltan más de cinco meses para posicionar al ideal en ese concepto. No hablamos de una elección nacional, es un territorio operable, liberal y contestatario, donde la ciberconciencia (columna del martes http://impacto.mx/opinion/194687/) jugará un papel clave en campo de batalla, donde los negativos e inexperiencia de los precandidatos con el contacto de la gente, será expuesta a las pruebas más intensas.

Mancera tiene la responsabilidad, y necesitará de todos.

Hugo-facebook.jpg