Seguir a Hugo Páez

viernes, 22 de septiembre de 2017

“El puente del Tec de Monterrey estaba afectado… la tragedia pudo evitarse”: brigadista

Hugo Páez

“Mi padre arquitecto me alertó: ten precaución, el puente está dañado, el Tec tiene que hacer algo para evitar una tragedia”, me dice Camila, una brigadista del Tec de Monterrey Campus Ciudad de México.
Camila y su padre recorrieron las instalaciones un día después del sismo del 7 de septiembre (23:49 horas, intensidad de 8.2 grados Richter), al que siguieron infinidad de réplicas.
El 19 de septiembre a las 13:14 horas, un segundo gran sismo de 7.1 grados Richter desplomó el puente del Tec, fallecieron cinco personas y otros más resultaron heridos.
Ese martes por la mañana, la Brigada de estudiantes y Planta Física, conformada por trabajadores de la institución, realizaron el simulacro del sismo, conmemorativo del 19 de septiembre del 85. Relata Camila: “Me tocó sacar a la gente del piso de abajo del DAE, es el edificio del gimnasio, posteriormente, le comenté a la gente de Planta Física que jamás escuché ninguna alarma, jamás escuché alguna orden,  para mí fue muy difícil evacuarlos, tuve que dar las órdenes directamente”.
Le pregunto a Camila (pseudónimo, me pide guardar identidad), si estaba en el campus a la hora de la tragedia, responde que salió de clases a la 1:00 pm y se fue a su casa, pero hasta el momento no ha podido regresar a las instalaciones.
Admirable el valor de la joven que no duda en relatar los hechos, valiosos por su criterio y posición en la Brigada, conformada por 15 alumnos, igualmente preocupados, a los que consultó antes de publicar este artículo. Ese es el espíritu del que hablé el martes pasado en el artículo titulado: “Epicentro en el corazón del Tec de Monterrey” (http://ow.ly/wiVP30fmzl1). Cursé la licenciatura de arquitectura en el Campus Monterrey, y el posgrado en Telecomunicaciones Siglo XXI en el Campus Ciudad de México.
Lamentable el fallecimiento de estos cinco jóvenes, truncadas sus vidas y esperanzas. Se queda el dolor de las familias y sus compañeros, la comunidad del Tecnológico merece respuestas, Camila me habla de un optimismo admirable del alumnado, pero quedan demasiadas interrogantes, y el porqué de los hechos.
El hermetismo de las autoridades del ITESM es insostenible. El derecho a la información es parte fundamental de los derechos humanos. Hasta el momento, la comunidad mantiene total mesura, creen en sus autoridades, el silencio no es opción, pero si materia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de Luis Raúl González Pérez.  
La indignación crece con las horas, me comenta Camila: “Al entrar en la Brigada nos dicen que las instalaciones del Tec de Monterrey fueron construidas para aguantar sismos hasta de 9 grados Richter, por eso, al caerse el puente, todos estaban sacados de onda. Además, siempre nos han dicho que lo más seguro es quedarse en los edificios, la sorpresa fue que ocurriera esto en los edificios, en un sismo que ni siquiera llegó a 8 grados (7.1), nos ‘shockeamos’, toda la confianza se vino abajo”.
A las 12:33 horas intenté hablar con el director del Campus, Rashid Abella Yunes, contestó Cecilia Escalante y quedó de enviarle un mensaje y un correo para dar su versión, hasta el cierre de la edición no hay respuesta. Rashid tomó la dirección del Campus en enero de este mismo año, de manos de Pedro Luis Grasa Soler, ahora director metropolitano de los planteles Santa Fé, Estado de México y Ciudad de México.
No hablamos de un evento inédito, los movimientos telúricos en la CDMX se dan con cierta frecuencia. El sismo del 7 de septiembre prendió los focos rojos con una magnitud de 8.2 grados, y una larga duración, que, por supuesto, ameritaba un peritaje estructural a fondo, ¿se realizó..? es importante aclararlo para deslindar responsabilidades.
El reporte del peritaje será de gran valía para la investigación, el puente colapsó 12 días después del duro sismo, y el padre de Camila observó daños a simple vista, el tiempo le dió para alertar a su hija, pero al ver que la institución no emitió ningún comunicado oficial, estudiantes, maestros y trabajadores se confiaron y lo siguieron utilizando.
Me dice Camila: “En una de las anotaciones de la Brigada, registramos que en la parte de la Preparatoria hay un exceso de alumnos,  por lo tanto, en el puente que da al Cenote se congestionamiento demasiado, pasan muchísimas personas, el puente no fue cerrado o acordonado, yo subía por las escaleras y vi que lo seguían utilizando. Reiteramos que era necesario tomar medidas y no había forma de lograr un flujo ordenado de gente”.
“Los brigadistas no estamos capacitados para emitir dictámenes sobre algún daño estructural, pero tampoco recibimos alguna notificación de parte de Planta Física, o de alguna otra autoridad del Tec sobre alguna revisión o dañado en el puente, a veces nos coordinamos y otras batallamos para ponernos de acuerdo, falta personal, faltan muchas cosas”.
Terrible el capítulo en una de las instituciones más prestigiadas de México, ahora en manos del rector David Garza Salazar. El ITESM tomó el modelo científico - tecnológico del Tecnológico de Massachusset, y nació como un reclamo de libertad y autonomía de la sociedad civil y empresarios de Monterrey, encabezados por Eugenio Garza Sada, contra el centralismo presidencialista.
La muerte de los cinco jóvenes es una lección que no se debe repetir.

Hugo-facebook.jpg