Seguir a Hugo Páez

lunes, 19 de febrero de 2018

Opera CISEN ‘monitoreo’ a candidatos, empresarios y periodistas con 1,500 escoltas federales

Hugo Páez

Algo tendrá que hacer el Secretario de Gobernación para eliminar la sospecha de espionaje a candidatos presidenciales, a gobernadores, alcaldías importantes, y legisladores, además de empresarios, periodistas y todo aquel que solicita escolta federal por situaciones de seguridad, en el caso de algunos candidatos, imputables al territorio representado.
Alfonso Navarrete Prida hace lo posible por cumplir el compromiso de imparcialidad y protección, en especial en el periodo electoral, ya que al menos un partido político detectó la imposición de un personaje íntimamente ligado al CISEN de Alberto Bazbaz Sacal, en un puesto secundario de la Policía Federal (PF) de Manelich Castilla Craviotto, pero de importancia estratégica para el ‘monitoreo’ de movimientos de los escoltados, que, en números redondos, ascienden a 1,500 policías federales en activo.
Bernardo Portas Torre tomó el mando de la Dirección General de Seguridad Física de la PF, en el organigrama está bajo la División de Fuerzas Federales de Carlos Alfonso Tornero Salinas, y del Servicio de Protección Federal, que entre otras labores, custodia y vigila edificios federales y protección física, un negocio multimillonario que en sus tiempos de Secretario de Seguridad Pública le quitó Genaro García Luna al Servicio Panamericano.
Para el partido político que investiga a fondo, el de Bernardo Portas es en apariencia un puesto secundario, sin embargo, su gran importancia radica en la posibilidad del recaudo de información sobre los movimientos, agenda y patrones de los escoltados y aún cuando en la parte superior de la estructura está la Comisión Nacional de Seguridad a cargo de Renato Sales Heredia, el partido sospecha que la información va a parar al CISEN, y de ahí quien sabe a donde.
Portas Torre fue particular del ex director del CISEN Jorge Tello Peón, de Alejandro Gertz Manero, Secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Vicente Fox Quezada, y trabajó muy de cerca con Monte Alejandro Rubido en labores de información clasificada, del organismo.
Su experiencia en inteligencia se desarrolló en los mejores tiempos del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, con Tello Peón, un funcionario con gran conocimiento de la materia, impulsor de una estricta metodología, orden y secrecía.
Pero a partir del ‘seguimiento’ del agente del CISEN José Juan Gaeta al candidato del Frente por México, Ricardo Anaya Cortés, los candidatos de oposición tomaron precauciones sobre la información que podría ser recabada por el organismo de inteligencia, ya que es obvio que un agente solitario, designado a proteger a un candidato presidencial resulta inverosímil, pero NO así para labores de recaudo de información.
El contexto, la agenda política, y el incidente del agente apodado “El Botas” con Anaya Cortés en Veracruz, agudizan las sospechas del viejo entendido que describe al CISEN en labores de espionaje a candidatos, aún cuando se pretenda matizar el calificativo con la palabra ‘seguimiento’.

Para este partido preocupado por la seguridad de sus candidatos, el amplio historial en inteligencia de Bernardo Portas, es más que sospecha, una comprobación de hechos.


Hugo-facebook.jpg

viernes, 16 de febrero de 2018

Anaya se abre paso entre el miedo a López Obrador y el continuismo de Meade


Hugo Páez

No hay fórmula que le funcione al PRI. Los números son durísimos, a prueba del maquillado optimismo de Enrique Ochoa Reza, y el desánimo de José Meade Kuribreña, mostrado a un grupo de reporteros el jueves en MVS.
En las antípodas está Ricardo Anaya Cortés, su carta de navegación marca un ritmo de fragata, a tiempo electoral de alcanzar y rebasar a Andrés Manuel López Obrador, al menos es la deducción de la encuesta del periódico Reforma: el candidato de PAN se abre paso entre el miedo a Andrés Manuel López Obrador, en una banda de flotación de dos puntos en el último trimestre, para llegar a 33% de preferencias electorales, como resultado de 12 años de campaña.
En el otro extremo, el continuismo de José Meade Kuribreña lo colapsó 11 puntos abajo de Anaya, y a 19 de AMLO. Es indudable que las abstracciones de su grupo de asesores lo inducen al error y lo distancian de la realidad, ven al país con ojos de ayer y hacen ruido con viejos instrumentos.
Los números son para prender focos rojos en el PRI. El tercer lugar a esa distancia consolida la final de la contienda entre dos candidatos: Andrés Manuel y Ricardo, y obliga a repensar la tesis del choque entre dos grandes polos en el ánimo del electorado: los que están a favor de López Obrador, y el resto del electorado.
El avance de seis puntos del panista refuerza la hipótesis de que el antisistema NO es monopolio de Andrés Manuel, y que la distancia de ocho puntos entre el primero y el segundo lugar, donde el primero viene de una campaña de 12 años, es un indicador preciso del potencial de la alianza Por México al Frente, pactada por Anaya, Alejandra Barrales Magdaleno (PRD) y Dante Delgado (MC).
Fallaron un sinfín de cosas en el cuarto de guerra de Enrique Ochoa Reza, desde la imagen presuntamente apartidista de Meade Kuribreña, el reclutamiento en el Senado de un grupo de los cinco legisladores calderonistas: Ernesto Cordero, Javier Lozano, Roberto Gil Zuarth, Salvador Vega y Jorge Lavalle, prestos a traicionar a su partido en un vergonzoso colaboracionismo con Emilio Gamboa Patrón, a las órdenes de Enrique Peña Nieto, sumado al golpismo de Felipe Calderón Hinojosa, y el ataque sistemático para desacreditar a Ricardo Anaya con información patrimonial alterada, y el desempolve de viejos asuntos contra Andrés Manuel y sus hijos José Ramón, Andrés y Gonzalo.
En el recuento de daños está la desatinada conducción bélica de Ochoa Reza, que es utilizada en su contra por grupos internos que piden a Enrique Peña Nieto la remoción del presidente del partido. Así lo hizo el jueves líder del sindicato de burócratas (FSTSE) Joel Ayala Almeida.
En contraste, Ricardo Anaya resolvió favorablemente la campaña de descrédito apoyada por 22 portadas de periódico El Universal, además de la insistencia de presunto enriquecimiento familiar inexplicable, y en el último tramo, el seguimiento de un agente del CISEN de opereta, apodado “El Botas”, sin autorización ni conocimiento de Anaya, con buenos réditos mediáticos para el queretano que enfrentó a su ‘espía’.
En terrenos albiazules se desdibuja Margarita Zavala Gómez del Campo, cae 50% en preferencias electorales al pasar de 8 puntos a 4, tropiezo que desalienta a cualquiera. Los que calcularon la migración del voto anti anayista a Margarita o Meade, sobreestimaron la reacción.
La realidad es otra, notoria por la huída de Javier Lozano Alarcón al PRI y Roberto Gil Zuarth auto exiliado en la academia, en espera de la propuesta de Morena que no llega.
El martes escribí una columna titulada ¿Anaya y Meade se pondrán de acuerdo en la última milla..? (http://ow.ly/Wmjn30iso1X) se basa en que para un sector importante del electorado el objetivo es evitar la llegada de López Obrador a la Presidencia, mientras NO logre desterrar el perturbador miedo que provoca en la clase media y alta, además del potencial radicalismo estilo Venezuela, con sus éxodos masivos a Colombia, y el latente peligro de políticas populistas que hundan al país en una espiral económica.
Sin embargo, hay un éxito inobjetable en el líder de Morena: ha logrado inocular el virus del radicalismo en un sector muy activo de la población, principalmente en jóvenes que NO ven un destino alentador en el rumbo del país.
Esa también es una realidad inobjetable que deberá entender la alianza Por México al Frente, y formular propuestas tangibles.

Hasta aquí el parte de guerra.
Hugo-facebook.jpg

miércoles, 14 de febrero de 2018

Dos escenas de opereta: PGR en pánico por Gordillo y ‘El Botas’ del CISEN ‘cuidador’ de Anaya

Hugo Páez

El mismo encargado de orquestar el espionaje contra Ricardo Anaya Cortés, como director del CISEN, integró desde la Unidad de Inteligencia Financiera el expediente contra Elba Esther Gordillo, utilizado por el subprocurador Alfredo Castillo Cervantes para capturarla y meterla a la cárcel, que hasta el momento NO logra pruebas sólidas para sentenciarla.
En ese mismo escenario de opereta federal, aparece el agente del CISEN Juan José Gaeta, alias “El Botas”, con una gran sonrisa en los labios al ser interrogado por el candidato presidencial Ricardo Anaya Cortés, en plena faena en Coatzacoalcos Veracruz el 10 de febrero.
Dramático el escenario que dibuja al famélico Centro de Investigación y Seguridad Nacional, al que todos defienden por su objetivo, pero del que todos dudan por el destino de la información.
Así vemos que Andrés Manuel López Obrador acusó al CISEN de darle datos al periodista Raymundo Riva Palacio sobre las actividades de sus hijos: José Ramón, Andrés y Gonzalo, con el propósito de desacreditarlo y a la vez ponerlos en peligro.
En la misma sintonía el candidato de la alianza Por México al Frente, Anaya Cortés, en ningún momento fue alertado del ‘seguimiento’ en campaña de agentes del CISEN que él NO autorizó, ya que la respuesta obvia de los candidatos opositores al ofrecimiento de este tipo de servicios o cuidadores es: “NO gracias, la información va a parar al equipo del candidato oficial”, en este caso, José Meade Kuribreña.
Por supuesto no hay prueba alguna del destino de esta información, pero es un razonamiento bien sustentado que aportó pruebas sólidas en el fallido sistema de espionaje telefónico Pegasus, a una serie de periodistas y activistas, adquirido por la PGR de Jesús Murillo Karam y utilizado por la Sedena de Salvador Cienfuegos, adscritos a las oficinas de la procuraduría, y por agentes de la PGR.
De opereta resulta la justificación de que un agente solitario, en el caso de Anaya, ‘El Botas’ es garantía de protección y resguardo para evitarle cualquier percance que desestabilice la democracia en México, y por ende, la elección más importante que tomará la estafeta del presidente Enrique Peña Nieto.
De opereta también pensar que Elba Esther Gordillo se quedaría tejiendo en su super departamento de Polanco, disfrutando de una detención domiciliaria, sin operar la venganza a la que tuvo tiempo de fraguar en el hospital del Centro de Readaptación para Mujeres, a través del candidato con más posibilidades, según las encuestas, de llegar a la presidencia de la república: Andrés Manuel López Obrador.
Imagino la preocupación en el PRI y en el gobierno federal, en especial en el círculo rojo de Peña Nieto, al ver al nieto y yerno de Elba: René Fujiwara y Fernando González Sánchez, dando el respaldo total a López Obrador en el evento masivo de las Redes Sociales Progresistas el 10 de febrero -mismo día del ‘seguimiento’ del CISEN a Ricardo Anaya- para la defensa de los derechos de los maestros. Esto es, el preámbulo para derogar la Reforma Educativa de Aurelio Nuño Mayer.
Este 26 de febrero, Gordillo cumple 5 años de ser detenida en el aeropuerto de Toluca procedente de San Diego por desvío de fondos para su uso personal, procedentes del Sindicato de Maestros, también por lavado de dinero.
Cinco años de deterioro, con enfermedades continuas y sin sentencia. Al cuarto para las doce de la elección presidencial, su equipo de abogados y la ingenuidad del gobierno federal lograron la prisión domiciliar  “su despacho”, desde donde opera la revancha contra la nomenklatura que la encerró, a pesar de ser una de las grandes responsables del desastre educativo en México, y un factor decisivo en la preservación de los gobiernos priistas.

Una vez comprobada la letalidad de Elba y capacidad de intriga, la PGR de Alberto Elías Beltrán entró en pánico y operó la consigna de un juez federal para limitar la operación de Gordillo desde su depa, con el argumento de que la ex líder sindical “Podría desestabilizar la paz y seguridad del Estado Mexicano”.
La ex líder vitalicia de los maestros recibía a medio mundo en Polanco para dar órdenes y de ahí orquestar su revancha y la ‘guerra’ contra los que considera traidores: el líder del SNTE Juan Díaz de la Torre y el presidente del PANAL Luis Castro Obregón, aliado de José Meade Kuribreña.
En la agenda de la venganza, ayer mismo la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación, el virulento CNTE, del cual siempre se sospechó bajo la influencia de Gordillo, hizo un llamado a los integrantes del SNTE a revelarse contra su presidente Díaz de la Torre.
La maquinaria está trabajando, los frentes se multiplican al PRI, Elba perdió a su hija Mónica mientras guardaba prisión, perdió su libertad, y fue defenestrada en el otoño de su vida. Ya NO tiene nada que perder, ahora apuesta por el que cree ganador… hasta hoy.

Dos escenas exhiben al PRI - gobierno: una contra Ricardo Anaya y la otra contra la alianza Gordillo - AMLO, mientras Enrique Ochoa Reza se tambalea en una rebelión interna de pronósticos reservados.


Hugo-facebook.jpg

lunes, 12 de febrero de 2018

Declaraciones secretas del ex Secretario del PRI Alejandro Gutiérrez, en manos de Javier Corral

Hugo Páez

Alejandro Gutiérrez se quedó solo en las horas más duras de su detención. Los primeros días, desde su traslado de Saltillo a Chihuahua, aportaron información muy valiosa para el registro, en prevención del trasladado a un penal federal.
En el argot policiaco, el ex Secretario General del PRI ‘soltó la sopa’.
Después del 20 de diciembre, Gutiérrez Gutiérrez pasó de la angustia a la furia. El silencio de su partido, más allá de tímidas declaraciones, le probaron el abandono. Nadie se entendió de él fuera de su familia y del abogado Antonio Collado.
Pasó más de un mes de pláticas on y off the record, en declaraciones bajo la sospecha de ser grabadas por cámaras y sistemas de audio, ocultos, sin embargo, no hay pruebas del arsenal guardado por el gobierno de Javier Corral Jurado, pero la sospecha de lo que platicó fue suficiente para prender alarmas en el PRI y el gobierno federal, y vino la ‘vacuna’ por medio de declaraciones de presunta tortura.
A partir de esa sospecha, surgió la estrategia del abogado Collado para denunciar en medios de comunicación presiones contra su cliente, con el propósito de tratar de invalidar a futuro indiscreciones que involucren a personajes destacados.
La defensa pidió la intervención de la CNDH de Luis Raúl González Pérez y la palabra ‘tortura’ hizo eco en el Presidente del PRI Enrique Ochoa Reza, en el candidato José Meade Kuribreña, en Aurelio Nuño Mayer y en Javier Lozano Alarcón.
¿Qué dijo Alejandro Gutiérrez..? muy pocos saben, sin embargo, el 2 de febrero el Procurador Federal Alberto Elías multó a la Fiscalía de Chihuahua de César Augusto Peniche con 241 mil pesos por no entregar información para la investigación de presunta tortura contra el ex Secretario del PRI.
De ese tamaño el nerviosismo provocado por las declaraciones secretas que pueden alterar la agenda electoral a favor de Ricardo Anaya Cortés.
La narrativa tiene origen al cuarto día de la detención, el día de navidad llegó la depresión y el abandono de amigos y compañeros de partido del Secretario adjunto de Manlio Fabio Beltrones Rivera, la Fiscalía de César Augusto Peniche lo había acusado de desviar al menos 246 millones de pesos de la Secretaría de Hacienda de Luis Videgaray Caso a las campañas del PRI, a través de las administraciones estatales de Chihuahua, Veracruz y Tamaulipas.
Los interrogatorios de la Fiscalía se intensificaron a partir de las declaraciones de Jaime Herrera Corral, ex Secretario de Hacienda de César Duarte Jáquez, una fuente de datos invaluable para procesar al ex gobernador, a Gutiérrez Gutiérrez, y a la red de operación en la triangulación de recursos de Hacienda.
Corral Jurado dio en el clavo, y ante la respuesta violenta del gobierno federal y del PRI, decidió emprender la Caravana por la Dignidad con mayor éxito del esperado: los acuerdos de última hora se concretaron la noche del sábado 3 de febrero en la Secretaría de Gobernación de Alfonso Navarrete Prida.
Al siguiente día, la Caravana encabezada por el gobernador, por Gustavo Madero, Emilio Álvarez Icaza, y otros personajes, celebraron la victoria en el Hemiciclo a Juárez, y el regreso de los 900 millones pesos a Chihuahua, además de la promesa de acelerar la extradición de César Duarte a México.
¿Qué tanto dijo Alejandro Gutiérrez que mantiene los nervios de punta en el PRI, y contra quién..?

Lo cierto es que Ricardo Anaya tiene un salvavidas para la brutal campaña de desprestigio que se avecina. Las posiciones se aclaran cada vez más, Andrés Manuel López Obrador aparece a la vanguardia por una cómoda distancia, y aún cuando el candidato del PAN presentó el domingo una encuesta de Mendoza Blanco & Asociados que lo empata con el candidato de Morena, sólo un punto abajo, y lo ubica a 9 puntos sobre Meade Kuribreña, es solamente una encuesta. Así que la información de Alejandro Gutiérrez en manos de Corral jugará un papel estratégico en el enfrentamiento con las fuerzas que acompañan a Meade Kuribreña, “estilo elección del Estado de México”.



Hugo-facebook.jpg


viernes, 9 de febrero de 2018

¿Anaya y Meade se pondrán de acuerdo en la última milla..?

Hugo Páez

Hay factores decisivos de influencia el día de la elección presidencial: 1) La revancha social que encarna Andrés Manuel López Obrador, 2) El antipriismo nutrido durante lustros de indignación por corrupción y una amplia gama de abusos, 3) El miedo al radicalismo de López Obrador y 4) El elitismo y conservadurismo del PAN.
Hasta el momento, el PRI NO puede revertir el punto 2 con la imagen presuntamente apartidista de José Meade Kuribreña. Ricardo Anaya Cortés tampoco puede erradicar en el elector de clase media baja, y baja, la idea de necesitar una membresía para ingresar a su club (punto 4). y López Obrador no termina de erradicar por completo el perturbador miedo que provoca en la clase media y alta, el potencial radicalismo estilo Venezuela, con sus éxodos masivos a Colombia, y el latente peligro de políticas populistas que hundan al país en una espiral económica (3).
La contienda entre los tres candidatos aliancistas tiene el objetivo de compartir los negativos de cada uno con el otro, empatar pués, por medio del convencimiento, o tratando de igualar los negativos entre contrincantes.
Así vemos las acusaciones del equipo Meade, Enrique Ochoa y Javier Lozano, contra Anaya Cortés, y contra personajes que gravitan al precandidato de Morena, para medio acercar el nivel de corrupción a la gran lápida que lleva a cuestas el precandidato del PRI.
Pero en el fondo prevalecen dos grandes polos: Los entusiastas con la victoria de Andrés Manuel, por cualquier causa: cambio, indignación o revancha social; y en el otro polo, los aterrados por ver al morenista en la Silla Presidencial, y el riesgo de no soltarla por la misma ruta aplicada por Nicolás Maduro, Evo Morales y los hermanos Castro en Cuba.
Para algunos, las promesas de López Obrador son un vil engaño con el claro objetivo de la toma del poder; para otros, un cambio sincero, aún con la ingenuidad de la promesa.
Pero el gran dilema es entre Ricardo Anaya y Pepe Meade, ¿cuál será el más competitivo en la última milla de la campaña electoral contra Andrés Manuel..?
Hasta el momento, el candidato del PRI NO sube del tercer lugar en las encuestas serias, y se ve patética la pantomima de sus apologistas al presentar encuestas patito, como las de SDP-Televisa y otros sondeos manufactura de columnistas en Twitter, Facebook y portales, con el propósito de crear la falsa tesis del segundo lugar. En la realidad sólo abonan al vaudeville y a la burla por el desesperado braceo para alcanzar el salvavidas que se aleja cada vez más.
En esta atmósfera de indefiniciones, el largo tramo por recorrer, y la falta de de creatividad, aparece la sensación de que al final del día los aliancistas encabezados por el PRI, y en la otra trinchera los del PAN, tendrán que pactar una gran alianza contra López Obrador.
Si se llegara a consolidar con malechuras, van a fortalecer más al candidato de Morena, esto es: los malos contra el bueno; pero si el tercer lugar, en esa última milla antes del 1 de julio, cede al voto útil, puede dar resultado.
¿El objetivo es NO dejar ganar al tabasqueño..? Para una buena parte de la población, SI.
Sobre todo para ese sector que ve en cada tropiezo del líder de Morena a Mr. Hyde, detrás del Dr. Jekyll, protagonizado por el ‘nuevo Andrés Manuel’, que “Ya NO es un peligro para México” -según Antonio Solá- capaz de recibir de nuevo a los filisteos que en el 2006 y en el 2012 expulsó del templo.
Para los pragmáticos, será la fuerza del Estado alrededor de Meade, y la fuerza electoral alrededor de Anaya, quienes definan la estrategia para reeditar la Conferencia de Yalta entre Churchill, Roosevelt y Stalin, e impedir el avance de quién, para ellos, sigue siendo “un peligro para México”.

¿Anaya y Meade se pondrán de acuerdo en la última milla..? Usted que cree.


Hugo-facebook.jpg

miércoles, 7 de febrero de 2018

El Obispo consigliere del narco en Guerrero, el estado fallido de Astudillo


  • Todo Guerrero está en manos del narco, tenemos que negociar, estoy de acuerdo con la amnistía de López Obrador / Chilapa está totalmente blindada por el Ejército, la Marina, la Policía Federal, si alguien entra y sale, ellos les abren la puerta : Obispo Rangel

Hugo Páez


Las incendiarias las declaraciones del Obispo Salvador Rangel de la diócesis de Chilpancingo - Chilapa, ameritan el llamado a declarar por la PGR de Alberto Elías Beltrán, y a su vez blindar su seguridad personal por la Comisión Nacional de Seguridad de Renato Sales Heredia de la Segob de Alfonso Navarrete Prida.
Sin titubeos, Monseñor Rangel afirma en una entrevista de radio con Carlos Loret de Mola, que al menos desde un año atrás concilia entre las tres cabezas de los cárteles de la zona. NO dice nombres, pero el dominio en la geografía es de Isaac Navarrete Celis ‘El Señor de la I’, de Los Rojos -cártel escisión de los Beltrán Leyva-, y de Los Ardillos, fundado por Celso Ortega Rosas ‘La Ardilla’ ahora encabezado por Bernardo Ortega, ex líder del Congreso de Guerrero y se dice que aliado de la Casa de Gobierno, de un total de 14 grupos delictivos en el estado de Héctor Astudillo Flores.
“Todo Guerrero está en manos del narcotráfico”, dice el obispo, y agrega “Hace dos años el Papa Francisco me mandó de la diócesis de Huejutla a la de Chilapa, porque sabía de las condiciones de violencia que se viven en el estado”.
Rangel habló de Guerrero como gobierno fallido, sin control sin orden, por eso la mediación y la negociación con el narco: “Soy un fraile franciscano, soy conciliador, estoy de acuerdo con la amnistía que propone Andrés Manuel López Obrador porque hay siete cárteles que se quieren integrar a la sociedad, otros no, por eso la amnistía no es para todos”.
Para los habitantes de la Costa Grande, Costa Chica, Tierra Caliente, Chilpancingo y Chilapa -puerta de la sierra- y Acapulco, la cohabitación y los acuerdos de civilidad con los cárteles y sub grupos criminales, es cosa de supervivencia.
Así lo describe el prelado: “Tengo que negociar con ellos, me he sentado con los tres a conciliar que no se rompa la paz (relativa), que no maten a sacerdotes a religiosas y religiosos, que no se metan con nosotros, que no se rompan los acuerdos a los que llegan entre ellos, para evitar más violencia. NO hay autoridad que meta orden”.
El señalamiento del prelado no es nuevo, y, como otras latitudes y tiempos, por ejemplo Monseñor Miguel Patiño de Apatzingán, señalan a detalle el control de los criminales y la imperante necesidad de negociar directamente por la vida de sus ministros de culto y de sus fieles.
En un estado fallido, en un vació total de autoridad con al menos 28 feminicidios en lo que va del año, y seis asesinatos en promedio diario, nada más en Chilapa, la población no tiene a quién acudir sino con los curas, los obispos... la iglesia.
Hay tardanza en la Conferencia del Episcopado Mexicano del cardenal Francisco Robles Ortega para dar un posicionamiento con el Obispo Rangel, con su negociación con los capos de la droga, en una zona número uno a nivel nacional, productora de amapola, heroína, morfina y opio.
“Chilapa está totalmente blindada por el Ejército, la Marina, la Policía Federal, si alguien entra y sale, ellos les abren la puerta”, le pregunta Loret: “Quiere decir usted que están coludidos con los narcos”, responde el Obispo: “Saque usted sus conclusiones”.
Para el enviado del Papa en la zona, las declaraciones del Fiscal Xavier Olea Muñoz son distractores, los sacerdotes ejecutados Germaín Muñiz e Iván Añorve fueron invitados a la fiesta de Juliantla para presentarlos con productores musicales, porque son músicos, y la reunión era de los familiares de Joan Sebastian, rechaza que hubiera grupos criminales del Estado de México, Morelos y Guerrero, como dice el Fiscal, si estaba ahí por qué no los agarraron.
El asesinato de los curas fue el mismo día en que el Cardenal Carlos Aguiar Retes tomaba el báculo de la Arquidiócesis de México de manos del Cardenal Norberto Rivera Carrera, con la presencia del titular de gobernación Alfonso Navarrete, ese mismo día en la comida de celebración, la ejecución de los sacerdotes fue el comentario entre las decenas de obispos, arzobispos y cardenales presentes.
En el discurso en Catedral, Norberto fue firme en el reclamo de seguridad por la incontrolable violencia, un estilo que caracterizó a la Arquidiócesis y al semanario Desde la Fe de Hugo Valdemar Romero. Una realidad que no puede ser matizada o descafeinada en los nuevos tiempos de la diócesis más importante de Latinoamérica, liderazgo natural de los territorios eclesiales de México.
Atroz el apocalipsis que vive Guerrero y la incompetencia de Héctor Astudillo, concentrado en los negocios familiares y en quitar del camino a todo el que le estorba para esos propósitos, el más destacado es el bloqueo que desde el Congreso hace para evitar el regreso a Chilpancingo del alcalde con licencia Marco Leyva Mena, quien puso el dedo sobre la llaga al exhibir al director de Seguridad Pública Esteban Espinosa Montoya, impuesto por Astudillo, acusado de entregar al crimen organizado a dos jóvenes, posteriormente ejecutados, y de señalar en lista negra a policías y personas ‘incómodas’ a los grupos criminales. El mérito de Esteban fue encabezar la escolta de Mercede Calvo, esposa de Astudillo.
En el último conteo del terror guerrerense están seis policías ejecutados el lunes en San Miguel Totolapan por la detención de familiares de Raybel Jacobo de Almonte “El Tequilero” en San Luis Potosí, la ejecución de la periodista Leslie Pamela Montenegro en Acapulco el fin de semana.
La aparición de 10 personas desmembradas y calcinadas en los últimos 10 días, algunas en Chilapa, entre los que se encuentran 5 artesanos indígenas de Veracruz. Habría que sumar las masacres en Acapulco y los feminicidios.
Guerrero es otro ejemplo del “Se los dije” que vivió Veracruz y Chihuahua con Javier y César Duarte, de Tamaulipas con Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, Quintana Roo de Roberto Borge, y ayer mismo Manuel Clouthier Carrillo, hijo del Maquío, señala en su cuenta de twitter @ClouthierManuel : “¿Quien es el secretario de estado del gobierno de Sinaloa (de Quirino Ordaz Coppel) que su nombramiento es concesión al Narco?”. Otro que se los está diciendo, sin pelos en la lengua.


Hugo-facebook.jpg





lunes, 5 de febrero de 2018

Corral aprovechó soberbia e impunidad, Meade carga el lastre

Hugo Páez

En diciembre 1978, una multitud se congregó frente al Banco de Omran, en Teherán. El banco era propiedad de Mohamed Reza Pahlevi, el Sha de Irán. A las pocas semanas, la Revolución Islámica del Ayatola Jomeini obligó a la huída del tirano.
Treinta y ocho años después, el priista César Duarte Jáquez deja la gubernatura de Chihuahua, y entre sus maletas lleva el Banco Progreso Chihuahua, creado por el mismo gobernador y su secretario de Finanzas en el 2014, dos años antes de la llegada de Javier Corral Jurado.
La victoria del gobernador de Chihuahua es inversamente proporcional a la dispersión del gobierno federal, a la miopía producto de la soberbia que le inyectó octanaje a la Caravana por la Dignidad, y obligó a un arreglo de última hora.
Evidentemente este arreglo de última hora logrado por el titular de Gobernación Alfonso Navarrete Prida, con el compromiso de entrega de 900 millones pesos al astado y la garantía de extradición de Duarte Jáquez, horas antes de la conclusión final de la marcha, exhibe un ríspido juego de fuerzas internas en el gobierno de Enrique Peña Nieto que pudo evitar el halo de victoria de Corral Jurado
La línea de tiempo en la impunidad de Duarte Jáquez se conoció desde su toma de posesión, exhibió una especie de climax en el 2014 con la creación del Banco Progreso, pero el 1 de junio del 2016 un protagonista que ahora dirige el PRI, fue cómplice de una maniobra que raya en la delincuencia electoral.
Cuatro días antes de las elecciones para gobernador, alcaldes y diputados, el 1 de junio del 2016, el entonces director de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa Reza, actual presidente del PRI, firmó un convenio con César Duarte para bajar las tarifas eléctricas de un 50% a un 70%, retroactivo a mayo, lo que significa un costo de 266 millones de pesos. Es evidente el uso electoral de la dependencia federal. El delito quedó impune, el ex director de la CFE recibió el báculo del PRI como premio.
Pero lo inocultable empezó en el 2014, en el gobierno federal nadie quiso ver el evidente desfalco de Duarte Jáquez, denunciado penalmente por enriquecimiento ilícito, ejercicio abusivo de funciones y uso indebido de atribuciones y facultades ante la PGR de Jesús Murillo Karam desde el 14 de septiembre de ese año, por el abogado Jaime García Chávez.
La denuncia incluyó al secretario de hacienda de Chihuahua Jaime Ramón Herrera Corral, vinculado a proceso y detenido el año pasado. Pero dos años antes de dejar la gubernatura, se presentó evidencia a través de un fideicomiso en Banorte construído por César Duarte y su esposa Olga Gómez Fong, contrato que dio paso al Banco Progreso de Chihuahua. Entre los oídos ‘sordos’ estaban los del Secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong.
En ese entonces, en entrevista con Denise Maerker en el programa Punto de Partida de Televisa, Duarte dijo: "Lo firmé, no lo leí, a lo macho que no lo leí (el contrato con Banorte)". De ese grado el cinismo, de esos niveles la impunidad que pesa como una lápida al candidato del PRI José Meade Kuribreña.
La historia del insistente reclamo de Corral Jurado está llena de impunes abusos del ex gobernador y del ex Secretario General Adjunto del PRI Alejandro Gutiérrez, detenido y en breve trasladado al penal federal de Ciudad Juárez.
Al final del día, la Marcha de la Dignidad que trazó su último tramo del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez, cumplió sus objetivos gracias a los yerros del gobierno federal.

La soberbia como mala consejera.

Hugo-facebook.jpg

viernes, 2 de febrero de 2018

Alfonso Navarrete podrá despolitiza la lucha anticrimen..?
Hugo Páez

Once años de yerros en la lucha contra el crimen organizado, con las Fuerzas Armadas en las calles y la agenda política del ex Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, ameritan el respaldo de Alfonso Navarrete Prida a la Policía Federal, como la institución ideal para construir el proyecto anti crimen.
Falta mucho por hacer en la Policía Federal de Manelich Castilla, se quedó en la banca, no llegaron los apoyos prometidos, por lo tanto, no creció de acuerdo a lo planeado, pero nunca es tarde, aún cuando se apaguen la luces del sexenio de Enrique Peña Nieto.
Por la reacción posterior del mismo titular de Segob, deduzco que Navarrete Prida hirió susceptibilidades militares, sobre todo en la etapa de impugnación en la Suprema Corte de Justicia de Luis María Aguilar, de la Ley de Seguridad Interior (LSI). Navarrete salió al control de daños con una declaración cortés: Las Fuerzas Armadas continuarán en labores de seguridad.
Pero sólo se trata de formas. Un general y un almirante me dicen que la frase circundante en el mundo castrense, respecto a la lucha contra el crimen organizado, sobre todo por el regateo de la LSI, es : “Háganse güeyes (modernismo de bueyes)”.
Así que el giro de Gobernación trae consensos, pero sobre todo la urgencia de resultados. Alfonso Navarrete parece resuelto, se despojo de todo lastre político y va de frente a hacer lo que tiene que hacer, seguir la transformación de la Policía Federal como fue planeada, y de ahí permear a las policías estatales y municipales.
No hay fórmulas mágicas, los tiempos forzados no existen, o encallan a corto plazo. El planteamiento parece correcto: las Fuerzas Armadas a su labor y la Policía Federal al suyo. Requiere tiempo, requiere paciencia, ya gastamos once años desde el despliegue militar de Felipe Calderón Hinojosa en las calles, ahora habrá que ser serios y esperar resultados de Navarrete y quien tome su estafeta el próximo sexenio, o tenga la madurez de darle continuidad.
No quiero dejar en el tintero la importancia de las tres grandes fiscalías en proceso, de apuntar a lo que sea necesario contra la corrupción, donde es necesario reformar el artículo 102 Constitucional y quitar cualquier intervención del Ejecutivo en la designación de la Fiscalía General, y que el titular de esta NO nombre a las otras.
Así de simple, pero así de complicado, porque la impunidad tiene demasiados antecedentes, demostrados en los titulares de la PGR de Jesús Murillo Karam, de Arely Gómez, de Raúl Cervantes Andrade y de Alberto Elías Beltrán.
En sus manos estuvieron las denuncias contra Javier Duarte, Roberto Borge, César Duarte, Eugenio Hernández, Humberto y Rubén Moreira, Rodrigo Medina, Mario López Valdez y más.
Todos fueron beneficiarios de la impunidad hasta terminar su mandato, a pesar de sus escandalosas administraciones. Los procuradores archivaron carpetas de investigación, se dijeron faltos de mecanismos, de tiempo, nunca ‘vieron’ lo que veían los veracruzanos, los quintanarroenses, los chihuahuenses, los tamaulipecos, los coahuilenses, los neoleoneses y los sinaloenses.
El cambio del partido en el gobierno de cinco de los siete estados señalados exhibió lo evidente: Miguel Riquelme Solís y Quirino Ordaz Coppel en Coahuila y Sinaloa, reeditan en este momento la complicidad, son permisivos a las pillerías de sus antecesores que les ayudaron a ganar la gubernatura. Un sol que NO se puede tapar con un dedo.
Imperdonable la complacencia del gobernador de Chiapas Manuel Velasco Coello con su antecesor Juan Sabines, un patán con poder, saqueador, que además persiguió y encarceló a quien en su delirio catalogaba como potencial enemigo. A cambio de ganar la gubernatura para Velasco, recibió el consulado de Orlando Florida como premio.
De igual forma la continuidad en Veracruz con el paso de Fidel Herrera Beltrán a Javier Duarte, permitió durante seis años diluir las atrocidades, también fue premiado con un Consulado, el de Barcelona España, pero Miguel Ángel Yunes lo obligó a abandonarlo en enero del año pasado, sin embargo, Duarte había borrado en lo posible las huellas de su antecesor y compañero de partido, enredó evidencias, ocultó y maquilló información para complicar al gobierno de Veracruz la investigación contra Fidel. Por supuesto, la PGR no tiene prisa en ninguno de los estados.
La agenda electoral es el elemento permisivo.
La agenda electoral del PRI en Veracruz obligó a la PGR y a Segob a esperar al conteo del último voto, para saltar sobre Javier y su esposa Karime Macías Tubilla.
La agenda electoral de Miguel Osorio Chong la condujo su manual de precampaña, abierta desde el banderazo del sexenio. Mantuvo aberraciones disfuncionales como la fusión de la Secretaría de Seguridad Pública en una super dependencia. Ni siquiera la presunta ética que le atribuyen algunos importantes líderes sociales al Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, tocó ese yerro burocrático que contribuyó en buena medida a los peores récords de la historia criminal de México, y ahora es una lápida para el precandidato del PRI José Meade Kuribreña.
De nuevo los líderes sociales agrupados en los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMás que agrupa a 300 organizaciones, se congregaron el miércoles en el Ángel de la Independencia para exhortar a los precandidatos López Obrador, Ricardo Anaya Cortés y Meade, a convencer a las bancadas parlamentarias de sus partidos en alianza, para reformar el 102 Constitucional, para garantizar autonomía total en la procuración de justicia.
El propósito es atajar cualquier simulación, hacer frente a los malabarismos de la bancada del PRI, PVEM y PANAL, y los reclutados panistas por Emilio Gamboa Patrón: Ernesto Cordero Arroyo, Roberto Gil Zuarth, Javier Lozano Alarcón (con licencia y fuera del PAN), Salvador Vega Casillas y Jorge Lavalle Maury, quienes ya hicieron esta faena con la Ley de Seguridad Interior, impugnada por las bancadas de los partidos en alianza con el Frente por México y Morena -Fernando Herrera, Luis Sánchez, Manuel Bartlett, Marko Cortés, Francisco Martínez Neri y Rocío Nahle-, por la CNDH de Luis Raúl González Pérez, el Instituto Nacional de Transparencia (INAI) Francisco Javier Acuña Llamas.
Ahí está el reto en espera de respuesta de los virtuales candidatos. Andrés Manuel se equivocó con las ternas, tal vez no con la currícula de cada uno, pero sí con el imperativo de escoger nombres, que para agudizar la torpeza, tienen relación cercana y de trabajo con el líder de Morena.
Aún es tiempo, hoy inicia el período ordinarios de sesiones, y lo menos que se espera es un albazo parlamentario, como el que avaló la Ley de Seguridad Interior, y anteriormente la militarización de los puertos como premio a la Secretaría de Marina de Vidal Soberón Sanz, y más para atrás, la unanimidad infame a la Ley Televisa que le dejó ganancias exorbitantes, por el pretexto del garrote de las cámaras contra los legisladores rebeldes.

Aún es tiempo, Andrés Manuel, Ricardo, José Antonio.

Hugo-facebook.jpg