Seguir a Hugo Páez

miércoles, 23 de agosto de 2017

El PRI de Gutiérrez Barrios NO ha muerto, golpes mediáticos para salvar a Ruiz Esparza

Hugo Páez



Dos golpes al PAN y al Frente Amplio Opositor, el mismo día: las portadas de Reforma y el Universal priorizan la foto de Rafael Moreno Valle en una cabalgata con Othón Muñoz Bravo, presunto líder huachicolero, con el encabezado: “Relaciones peligrosas”; y el segundo con la nota de Ricardo Anaya Cortés titulada “Anaya y familia tienen inmuebles por 308 mdp”, sobre el hecho más destacado del día: la presentación de Ruiz Esparza en la Cámara Alta y su conclusión: NO renuncio.
Un golpe al viejo estilo de ‘Don’ Fernando Gutiérrez Barrios, el tenebroso ex Secretario de Gobernación, sin casualidades, sino causalidades políticas.
Sobre los bienes de Anaya Cortés y familia hay insinuaciones de enriquecimiento exprés, inexplicable pués, y junto con la foto del ex gobernador de Puebla y Muñoz Bravo, integran una estrategia de desprestigio, sin llevarlos a tribunales, sin la carga de la prueba de quien acusa, bajo la premisa de que alguna mancha quedará en el ánimo del electorado.
Imposible desligar el golpe mediático, de la comparecencia del Secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza en la Permanente del Senado. Días antes, fue reconocido y aplaudido en una reunión del Gabinete Presidencial por su ‘estoicismo’, al aguantar los golpes de la oposición y opinión pública por la tragedia del socavón en el Paso Exprés de Cuernavaca.
Se trata de emparejar la corrupción, como mayor problema del PRI, con el propósito de que los ciudadanos vean de la misma forma corrupta, a sus posibles opositores. Ahora es el panismo y el Frente Amplio, ayer fue Andrés Manuel López Obrador y Delfina Gómez, próximamente será Claudia Sheinbaum.
El objetivo de la maniobra es pavimientar la ruta del  2018 para el candidato tricolor, pero sobre todo pegar en lo posible a una alianza conjunta de los presidenciables Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle con el PRD de Alejandra Barrales y Miguel Mancera.
Ante la variable inamovible de López Obrador como candidato de Morena, y de nuevo puntero en las encuestas, el PRI de Enrique Ochoa Reza prefiere la vulnerabilidad de Margarita Zavala Gómez del Campo, con un guardado de información oculta sobre el ejercicio de gobierno de Felipe Calderón Hinojosa. El arsenal será utilizado en tiempo y forma.
Difícilmente Margarita iría por la vía independiente, aunque el enfado con los modos de Anaya podrían orillarla a ver los ‘beneficios’ de un candidato como José Meade Kuribreña.
En el Estado de México la estrategia de Enrique Ochoa, Eruviel Ávila y Peña Nieto funcionó a la perfección contra Josefina. La candidata albiazul arrancó en primer lugar y terminó en cuarto, por la capacidad del PRI para dividir al PAN y al PRD, además de utilizar al candidato Juan Zepeda como elemento atomizador del voto opositor, a favor de Alfredo del Mazo Maza.
En esta misma ruta se ve a Margarita, con un arranque puntero en las encuestas, y un proceso que la lleve al abismo. El peligro es el Frente Amplio Opositor, es la alianza, y la posible coalición. Por lo pronto, dos golpes, y la cortina de humo para salvar a Ruiz Esparza y los intereses que representa.
Hugo-facebook.jpg
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx